castellano  /  english  /  français  /    中文  /  INICIO CONTACTA CON NOSOTROS
 
   


Camino natural del Guadalaviar. El Balsón




Muestra fotográfica de lugares de la ciudad.
Pase el ratón sobre las imágenes para ampliar.

 

Itinerarios> Paisajes naturales

paisajes naturales

_________________________________________________________

El entorno de Teruel y sus barrios rurales cuenta con una importante relación de entornos naturales que pueden ser visitados en función de sus gustos o aficiones. En la periferia de la ciudad y lindando con el cerro de Santa Bárbara y los Mansuetos se encuentran los Monotes. El acceso es fácil a través de la rambla de las Ollerías o desde la vía perimetral. El paraje es arcilloso con unas formaciones características, los monotes o pequeños cerros,  fruto de la explotación  para las cerámicas o las ollerías y donde la erosión hizo el resto.

Más al Este, accediendo por la carretera de Corbalán, o a través de los caminos que cruzan la rambla del río Seco, se llega al barranco del Salobral. El paraje es conocido como el puente Minero, obra de la antigua vía del ferrocarril de Ojos Negros  a Sagunto. Allí, entre las margas y yesos del triásico, puede encontrarse un mineral cristalizado que lleva el nombre de teruelita en honor al primer lugar donde fue identificado.

Desde este último paraje, a un excursionista no le queda lejos la laguna de Tortajada, aunque mejor será, si lo hace con coche adecuado, acceder por el cruce de la carretera de Alcañiz con el río Alfambra. Esta pequeña laguna con agua permanente se encuentra en el barrio rural de su nombre, dentro de una pequeña cuenca endorréica. El paraje seco y carente de árboles le proporciona la belleza de los paisajes desolados.

Para disfrute de un día de campo posiblemente sea Fuentecerrada el lugar más adecuado. El acceso, perfectamente indicado, se encuentra en la salida de la carretera de Valencia nada más dejar atrás la ciudad. El paraje es rico en arbolado de ribera y en pinares de repoblación del siglo pasado. Una serie de instalaciones deportivas, recreativas, mesas y barbacoas facilitan el esparcimiento familiar a escasa distancia de la ciudad. Algo más arriba Fuente Carrasco complementa este magnífico parque.

Al suroeste de Teruel se encuentra uno de los parajes más singulares que rodean la ciudad, se trata de la rambla de Barrachina. Su acceso no presenta excesivas dificultades y puede hacerse desde la carretera de Cuenca. A lo largo de esta rambla que lleva las aguas desde la Muela hasta el río Turia se levantan unas enormes cárcavas en sus márgenes. Estos escarpados verticales, que se divisan desde la distancia, nos transportan a los paisajes del cine del “far west”

Para dar una caminata o realizar algo de deporte estirando las piernas no hay nada mejor que acercarse a la ribera del río a su paso por la ciudad. Un cuidado camino de reciente creación, al que se accede desde el puente de Hierro o del de Tablas, nos proporciona el sitio adecuado junto a la vía fluvial en medio de la vegetación de ribera. Su extensión va desde el puente del Cubo hasta aguas debajo de la estación del ferrocarril.

Si lo que pretendemos es algo más agreste, lo más recomendable es el tramo del Camino Natural del río Guadalaviar, que va desde el barrio rural de San Blas hasta el pantano del Arquillo. Por un camino bien acondicionado se atraviesan las bellísimas márgenes del río y un estrecho de paredes rocosas verticales a través de una pasarela colgante. Su recorrido es de unos tres kilómetros. El lugar es magnífico para una mañana o una tarde.

Si al visitante le gusta una excursión en familia, no faltan lugares como la fuente de la Hortaleza, en el barrio rural de la Aldehuela, a los que realizar una excursión para pasar el día.

 

   
© 2013 Ayuntamiento de Teruel. Servicio de Turismo. | Plaza de la Catedral, 1 44001 Teruel Telf./Fax.: 978 62 41 05 |   infoturismo@teruel.net
Aviso legal |  Mapa web |  Protección de datos